Es segura la banca online? ¿Qué riesgos tiene?

| |

¿Es segura la banca online? Esta es una pregunta que se hacen muchas personas que se plantean pasarse a la banca por Internet. Lo cierto es que casi la mitad de los españoles acceden ya a sus cuentas a través de la red, y esta cifra no deja de aumentar ya que este tipo de servicio cuenta con ventajas claras frente a la banca tradicional.

Sin embargo son aún muchas las personas que siguen teniendo reticencias a la hora de acceder a sus cuentas a través de una conexión por Internet, y que piensan que es más seguro realizar estas operaciones de forma presencial. Pero, ¿es esta percepción cierta? ¿Hasta qué punto podemos confiar en la banca digital? De eso justamente es de lo que vamos a hablarte.

¿Con qué medidas de seguridad cuenta la banca online?

Al tener acceso a nuestras cuentas bancarias a través de Internet estamos accediendo a información delicada y manejando datos privados como nuestro número de tarjeta, nuestro DNI, claves y contraseñas, etc, que podrían ser objeto de un ciberataque por parte de virus o hackers.

Sin embargo la banca online cuenta con complejos y sofisticados sistemas de seguridad –que además se van actualizando continuamente- que les ponen realmente complicadas las cosas a los cibercriminales. ¿Cuáles son esos sistemas de seguridad?

La conexión cifrada a Internet

Una conexión cifrada ofrece un eficaz nivel de seguridad, y además es muy fácil de verificar por cualquier usuario de Internet. Basta con fijarnos en la parte izquierda de la barra de navegación de nuestro navegador: si la conexión es cifrada, nos aparecerá el símbolo de un candado o un mensaje confirmando que la conexión es segura. Además la dirección web cambiará de http:// a https://.

¿Qué significa una conexión segura? Pues que la información que se transmite entre el usuario y la web está encriptada; así que aunque fuese interceptada por los hackers, los datos no podrían descifrarse.

Claves de acceso y para realizar operaciones

Todo usuario de una cuenta online debe introducir su DNI/usuario y una contraseña personal para ver sus cuentas, consultar movimientos, etc. Si además quiere realizar otras operaciones como una transferencia, contratar un producto, etc, existe una segunda barrera de seguridad; es frecuente el uso de tarjetas de claves, números secretos o la validación a través de códigos recibidos por SMS en el móvil, o incluso la combinación de varias de estas medidas.

Seguimiento de las operaciones online

Es habitual que los bancos que operan por Internet realicen un seguimiento a aquellas operaciones inusuales o sospechosas, en las que el propio sistema alerta sobre un posible riesgo y avisa al cliente para verificar que no está siendo objeto de un fraude.

Certificados digitales

Los certificados digitales pueden consultarse en la web de propio banco, y son expedidos por compañías externas que autentifican al proveedor del servicio, por lo que ofrecen garantías sobre la entidad.

Consejos para mejorar tu seguridad en la banca por Internet

Como acabamos de ver, la banca online cuenta con muchas medidas de seguridad que la hacen al menos tan segura como la banca tradicional, sino más. No obstante es importante seguir una serie de consejos para garantizar la máxima seguridad posible.

Accede desde redes y terminales seguros

Evita por completo acceder a tus cuentas bancarias online a través de terminales (ordenadores, móviles) ajenos, como los de un conocido o un cibercafé, o a través de redes Wi-Fi públicas. Si no tienes más remedio que hacerlo, cambia rápidamente tu contraseña y borra la caché de Internet al cerrar tu sesión.

No guardes ni compartas datos confidenciales

No se deben guardar contraseñas, números de tarjetas o de cuentas, o cualquier otro dato confidencial en un ordenador, ni dejarlas en sitios fácilmente accesibles o visibles. Tampoco se deben compartir las claves de acceso con otras personas.

Teclea siempre la dirección web

Para acceder a nuestro banco online desde un ordenador, hay que hacerlo siempre escribiendo nosotros mismos la dirección de la página web, y no entrando desde otra página o desde un link en un email. Una vez en ella, verifica que la dirección es correcta y que aparece el símbolo de conexión segura.

Una contraseña segura lo es todo

De una contraseña segura depende todo. Da igual que un banco online invierta millones en seguridad, si luego nosotros elegimos una contraseña de acceso tipo “12345” o “qwerty”. Huye de las contraseñas típicas y fáciles, y usa combinaciones de números y letras, tanto mayúsculas como minúsculas.

Evita también usar datos personales como fechas de cumpleaños o códigos postales, y no utilices la misma clave para acceder a la banca online que utilizas para otras páginas y perfiles en Internet, especialmente si éstos no son seguros. Por último, procura cambiar cada cierto tiempo tu contraseña de acceso.

Mantén limpio de virus tu ordenador y tu móvil

Nuestro propio nivel de seguridad también es importante, y para ello debemos tener instalado un antivirus en nuestro móvil o nuestro PC; en este último caso es importante también contar con sistemas de seguridad contra malware, spyware, phishing, etc.

No respondas a correos electrónicos

Es frecuente recibir correos electrónicos en las que alguien simula ser un banco y se nos piden datos confidenciales y privados como cuentas, contraseñas, etc. Que quede claro: un banco nunca pide estos datos por email, por lo que si recibimos un correo de este tipo debemos ignorarlo y borrarlo de inmediato.

Vigila tus movimientos

Una de las ventajas de la banca por Internet es que en cualquier momento podemos acceder a nuestras cuentas y comprobar sus movimientos. Muchos bancos online permiten configurar avisos cuando se producen movimientos o determinados cargos. Si detectas algo raro, avisa inmediatamente a tu banco. Verifica también la fecha y hora de la última sesión iniciada.

Cierra tu sesión al salir

Una vez hayamos terminado de operar con nuestras cuentas online, sal de la página siempre pulsando el botón “desconectar” para cerrar sesión, y cierra la página. Si utilizas una app móvil, además de cerrar sesión cierra la aplicación. Generalmente los bancos que operan en Internet cuentan además con sistemas de seguridad que cierran la sesión automáticamente pasado un tiempo.

Como ves, la pregunta de si es segura la banca online tiene una respuesta clara: es muy segura. Obviamente no se puede garantizar una seguridad del 100%, pero tampoco se puede decir que un ladrón no va a robarnos al salir de una sucursal bancaria o retirar dinero de un cajero. Está claro: la banca por Internet es el futuro, y una parte inseparable de nuestras vidas.